¿Qué Alimentos No Debería Comer Después De La Liposucción?

La liposucción es una cirugía realizada para eliminar las grasas de ciertas áreas del cuerpo, normalmente estas áreas son seleccionadas por el paciente, pero el doctor siempre puede aconsejar otras áreas.

Pero para poder mantener una operación perfectamente realizada, debemos mantener esta con una buena alimentación y ejercicios, siempre es bueno darnos gustos de vez en cuando pero de una manera moderada, es por eso que aquí te mostraré aquellos alimentos que no puedes comer después de una liposucción.

Comida Rica En Grasa Saturada

Es poco recomendable consumir comidas ricas en grasas saturadas después de esta cirugía. Grandes cantidades de estas grasas las podemos encontrar en comidas como la comida rápida, los alimentos fritos, productos horneados, carnes grasas y los alimentos lácteos en general

También los alimentos procesados contienen una gran cantidad de grasa saturada por naturaleza o para conservarla, también es imprescindible tratar de no comer o comer de forma moderada estas comidas.

Alimentos Salados

Los alimentos salados no se recomiendan durante la recuperación postoperatoria. Los altos niveles de sodio pueden promover la inflamación en su cuerpo y retardar el proceso curativo. Usted debe limitar o restringir la sal por lo menos 2 a 4 meses después de la cirugía de liposucción. En lugar de usar sal, trate de incorporar hierbas y especias, como cebollas, dientes de ajo, canela, albahaca seca, orégano y perejil, en su plan de comidas.

Comida Azucarada

Debes limitar o reducir los alimentos ricos en azúcar para poder lograr una dieta altamente balanceada, es verdad que el cuerpo amerita su cierto porcentaje de azúcar pero no debemos exagerar con esto.

Pero los alimentos con demasiada azúcar no contienen la suficiente cantidad de vitaminas que queremos en nuestro cuerpo.

Bebidas Alcohólicas

Las bebidas alcohólicas son otra fuente de malos nutrientes para el cuerpo luego de una liposucción, por lo que debemos controlar o eliminar el consumo de estas bebidas.

Dependiendo de las recomendaciones y consejos de su doctor, es posible que usted no debas consumir ningún tipo de alcohol mediante el tiempo de recuperación debido a que los medicamentos que estaremos tomando no lo permiten.

Algunas ideas para una tu dieta luego de una liposucción

Después de la intervención de liposucción, es en gran medida recomendable cuidar el peso para conservar un contrapeso entre el índice de masa muscular y la grasa. Por ello, es recomendable que se planifique una dieta posteriormente de una liposucción y se comience en el postoperatorio. Aquí te dejamos algunas recomendaciones para una comida sana luego de una liposucción o una abdominoplastia:

  • Dieta alta en fibra: de esta manera favorecerás el tránsito intestinal y evitarás el estreñimiento, que puede quedar especialmente fastidioso.
  • Ingesta asequible en carnes: las proteínas que nos aporta la carne son buenas para la cicatrización adicionalmente para la restauración de los niveles de hierro, si perfectamente su consumo debe ser moderado.
  • Mejora tu consumo de hierro: ayuda a elaborar glóbulos rojos y a recobrar un buen color de la piel. El obtenido, el pavo, las espinacas, las acelgas, las lentejas y los granos integrales son algunos alimentos que nos aportan altas cifras de hierro.
  • Alíate con la Vitamina C: altamente recomendable porque es un nutriente clave para apoyar a la cicatrización rápida, dado que colabora en el proceso y sostenimiento del tejido de cicatrización, los vasos sanguíneos y los cartílagos. Además nos ayuda a suprimir las toxinas y combate las bacterias. La naranja, el pomelo, la mandarina, la lezna o el kiwi son frutas ricas en vitamina C. En cuanto a los vegetales, te lo aportarán el brócoli, la col o el pimentón.
  • Realiza varias comidas al día: posteriormente de la abdominoplastia, es constante que los pacientes se sacien con anterioridad comiendo por la naturaleza de la intervención. Por eso es razonable que al planear tu dieta, organices varias alimentaciones al día, sin embargo de manera liviana.
  • El zinc nos ayuda a curarnos: activo tanto para heridas internas como superficiales, es útil para la purificación de los tejidos y nos ayuda a quemar grasas, por eso este elemento es fundamental en una dieta seguidamente de una liposucción o abdominoplastia. Las ostras, el hígado, la calabaza y sus pipas o el salvado de trigo son algunos alimentos ricos en zinc.

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *