Técnica Utilizada Para La Liposucción De Piernas Y Tobillos

Técnica Utilizada Para La Liposucción De Piernas Y Tobillos

Muchas pueden ser las técnicas empleadas a la hora de realizar una liposucción en las piernas, pero realmente cuáles serían las más efectivas.

Bueno, la verdad es que cada una no puede ser más efectiva que la otra porque cada técnica tiene sus pros y sus contras, cosas que hay que tener en cuenta y esto debe diferenciarse en lo que nosotros vamos requerir.

Técnica Quirúrgica Para La Liposucción De Piernas Y Tobillos

Las microcánulas se llevan principalmente de forma paralela al eje largo de la pierna. Algunos entrecruzamientos son imprescindibles para asegurar resultados óptimos. Debido a que los vasos sanguíneos subcutáneos y los linfáticos están orientados paralelamente al eje largo, dirigir una cánula transversalmente hace más probable que cause lesiones a estos vasos.

No está claro cómo la liposucción inducida por lesión de la vasculatura dérmica de los tobillos o la parte inferior de la pierna podría afectar el riesgo de insuficiencia venosa, pero se sabe que los tobillos son especialmente susceptibles a efectos a largo plazo de lesión vascular.

Esta técnica es la más recomendable a la hora de tratar al paciente, debido a que logra un acabado bastante bueno, bastante óptimo, no solo eso, tendrás la oportunidad de volver a utilizar esos pantalones apretados que tanto te gustan.

Cuidados Que Debe Tener El Paciente Luego De La Cirugía

Los cuidados luego de terminar la cirugía son simples. Los pies se envuelven en almohadillas absorbentes, que se asegurarán temporalmente con una red elástica de tubo y luego se envuelven con vendas elásticas. Los vendajes de compresión son necesarios hasta que todo el drenaje ha cesado.

Los aditamentos múltiples casi garantizan que el drenaje de la solución anestésica residual con tinte sanguíneo se logrará con compresión mínima. Con aditamentos múltiples y drenaje abierto, la compresión prolongada o extrema es innecesaria.

El edema residual es mínimo y se resuelve en gran parte en pocos días. Se anima a los pacientes a moverse durante los primeros días postoperatorios para favorecer el drenaje y disminuir el edema. El reposo en cama y la elevación de la pierna son innecesarios.

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *